Tarta de chocolate blanco y fresas

Hola, hace rato no escribía y es que estaba probando algunas recetas, entre ellas la base de tarta con masa sablée.

Tajada de tarta de chocolate blanco y fresas

Es una masa que me encanta por su versatilidad ya que no solo la pueden usar para este tipo de tartas sino que también pueden hacer unas ricas galletas, pero si prefieres usarla neutra puedes hacer quiche y tartas con el relleno salado que más te guste.

Esta tarta la hice para una fecha muy especial pues mi esposo (el informático) cumple años el 14 de febrero (en algunos países se celebra el día de San Valentín). Aquí va la receta y las fotos con el resultado.

Ingredientes para la masa sableé

  • 250 g de harina
  • 125 g de azúcar en polvo
  • 125 g de mantequilla
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 huevo

Ingredientes para el relleno

  • 125 g de crema de leche
  • 200 g de chocolate blanco
  • 15 g de glucosa
  • 25 g de mantequilla
  • c/n de fresas (u otras frutas que desees o estén de temporada)

Preparación

Cierne los ingredientes secos (harina, azúcar y sal) en un tazón o si lo prefieres directamente en el mesón (yo prefiero el bol para no hacer tanto desorden). Haz una especie de volcán dejando un agujero en el centro de la mezcla e incorpora allí el huevo.

Incorpora la vainilla y la mantequilla cortada en pequeños trozos, esta no debe estar muy blanda. Une poco a poco con la ayuda de un cornet (si no tienes, dos tenedores te pueden servir). Cuando todo ya esté bien integrado amasa con las palmas pero recuerda no manipular demasiado, cuando logres hacer una bolita cubre con papel film y lleva a la nevera por aproximadamente 1 hora.

Luego toma dos hojas de papel parafinado o papel manteca y pon la masa en medio de ellas, esto evitará que se pegue al rodillo, extiende uniformemente y forra un molde de 20 o 25 cm.

Cubre la masa con papel aluminio y llénala con algo pesado que se pueda llevar al horno (granos o harina). Llévala al horno por aproximadamente 20 minutos a 180°C o hasta que veas que está hecha, si la dejas muy gruesa tomará mas tiempo.

Para quitar el exceso de masa pasa el rodillo encima de los bordes y así sera mucho mas fácil.

Para el relleno, hierve la crema de leche junto con la glucosa, retira del fuego y vierte el chocolate blanco cortado en trozos pequeños para que se derrita mas rápido. Mezcla lentamente con una espátula o con un globo pero sin incorporar aire. Una vez esté tibia añade la mantequilla que también debes cortar en trocitos, sigue mezclando hasta incorporar muy bien.

Vierte la crema sobre la masa ya hecha y decora con las frutas que escogiste o en este caso con las fresas cortadas finamente y refrigera por dos horas.

Si deseas darle brillo a la fruta puedes elaborar un almíbar o decorar con azúcar pulverizada.

También puedes hacer mini tartas con esta masa, existen moldes pequeños muy lindos. Puedes utilizar el molde de los muffins, pero recuerda, al cocer en blanco debes manejar diferente temperatura y tiempo ya que se cocerán mas rápido.

Estas tartas pueden rellenarse con crema chantilly, crema pastelera, ganache de chocolate y con la combinación de frutas que más te guste.

Masa en molde de tarta
Tartas pequeñas de frutas
Tarta de chocolate blanco y fresas

Ahora a compartir y disfrutar.



PUBLICIDAD




PUBLICIDAD