Crumble de frutos rojos

¿Te gustan las fresas? ¿y las moras? Si  respondiste sí esta receta es para tí, aquí en Colombia las tenemos todo el año así que por que no aprovecharlas. Seguro te encantaran en un rico postre para después de una cena o como yo que cuando preparo estas recetas en ocasiones son lo primero que como al levantarme, debo confesar que no es lo más sano pero que más da, la vida hay que disfrutarla y si esta es una de las formas de hacerlo pues no pasa nada.

A este postre lo acompañe con una  mezcla para pastel de tres leches pero puedes usar un poco de leche condensada para disfrazar un poco el sabor ácido de la mora .

Ingredientes

  • 250 g de harina
  • 150 g de azúcar
  • 1 cucharada de canela ( opcional )
  • 150 g de mantequilla blanda y cortada en dados

Ingredientes para el relleno

  • 250 g de mora
  • 250 g de fresas cortadas en cuartos
  • 3 cucharadas colmadas de azúcar moreno
  • 2 cucharadas colmadas de harina
  • 25 g de mantequilla blanda y en dados
  • Crema batida para acompañar (opcional )
  • Mezcla de tres leches para acompañar ( opcional )
  • Leche condensada C/N para acompañar ( opcional )

Para esta receta vas a necesitar un refractaria apta para horno de 23 cm y de 7.5 cm aproximadamente de grosor.


Preparación

Pre calienta tu horno a 180°C y alista tu refractaria, no hay necesidad de enmantequillar, enharinar o forrar.

Mezcla en un recipiente grande la harina, la canela y el azúcar. Incorpora la mantequilla y trabájala con un tenedor hasta lograr una textura grumosa. Deja algunos trocitos de mantequilla aparte. Reserva.

Para el relleno coloca lo trozos de mora y fresa en la refractaria y espolvorea con el azúcar y la harina, remueve un poco y pon unos pequeños trozos de mantequilla encima, añade la mezcla de harina y azúcar encima de forma que cubra las frutas en su totalidad.

Lleva al horno durante 45 minutos con fuego arriba y abajo hasta que dore, retira del horno y deja que enfrié un poco, puedes servir tibio.

No te imaginas el aroma tan delicioso que este postre va a dejar en tu casa, es que es verdaderamente una delicia.

Si decides acompañar con crema de leche asegúrate que sea una cantidad abundante ya que el contraste de sabores y texturas es maravillosa. Puedes acompañar también con mermelada de frutos rojos o espolvorea azúcar pulverizada para que el dulce y el ácido de las moras se combinen.

Espero que te guste y puedas compartirla con quien quieras.