Rosca de chocolate

Esta receta de rosca de chocolate es sencilla y puedes hacer las variaciones que quieras en cuanto a forma y rellenos.

Siendo sincera a pocas personas no les gusta la crema de chocolate. Hay muchas marcas y de hecho no te voy a recomendar ninguna, porque la esencia es el sabor y este lo calificas tú. Lo rico de este postre es que no es muy dulce, no te vas a empalagar con el chocolate y puedes acompañarlo con una aromática, té, café etc, las opciones son infinitas.

La receta es sencilla y puedes hacer las variaciones que quieras en cuanto a forma y rellenos, por ejemplo, crema pastelera (la receta la encuentras en el blog), arequipe o dulce de leche y mermeladas.

Bueno ahora sí vamos a lo que más nos gusta que es cocinar.

Ingredientes

  • 650 g de harina
  • 7 g de levadura seca
  • 250 ml de leche
  • 75 g de mantequilla
  • 75 g de azúcar blanca
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 4 huevos

Preparación

En un tazón mezcla harina y levadura seca de panadería, reserva.

En una olla calienta leche, azúcar, mantequilla y sal. Deja que caliente hasta que la mantequilla se derrita, pero sin dejar hervir y retira de la estufa. Añádela a la mezcla de harina y levadura, incorpora y cuando esté tibio, añade los huevos sin dejar de batir para homogeneizar la mezcla.

Amasa por aproximadamente 15 minutos o hasta desarrollar suficiente glúten y lograr elasticidad.

Cuando la masa esté lista haz una bola y deja reposar en un tazón cubierto hasta que la masa doble su tamaño, si lo dejas en un lugar tibio mucho mejor.

Cuando la masa haya doblado su tamaño extiende sobre la mesa en forma de rectángulo. Corta y pon el relleno por toda la masa, bien extendido. Usa una espátula, pero si no tienes, con la parte cóncava de la cuchara también lo puedes hacer.

Enrolla la masa y corta por la mitad. Luego cruza una parte sobre la otra, al terminar une y deja la punta por debajo.

Pon la corona sobre el molde que usarás debidamente cubierto con papel de horno, pinta con huevo batido y hornea a 180°C por aproximadamente 30 minutos.

El resultado es maravilloso no solo por su sabor sino también por su textura suave.



PUBLICIDAD




PUBLICIDAD