Bizcocho genovés

Es importante cuando haces una receta conocer algo de su historia, saber acerca de sus ingredientes y cómo se articulan para lograr el resultado que deseamos, así que te voy a contar algo acerca de este bizcocho tan delicioso.

Una genovesa es un bizcocho italiano bautizado en honor de la ciudad de Génova. No usa levadura , sino que emplea aire en la masa durante su elaboración para darle volumen. La genovesa no es el mismo Pain de Gênes, que es un pastel de almendra, pero se parece mucho en composición y uso.

La genovesa suele ser un pastel relativamente magro, procediendo la mayoría de su grasa de las yemas de huevo, pero algunas recetas añaden también mantequilla derretida antes del horneado.

La genovesa es un elemento básico de muchos dulces franceses y se emplea para elaborar varios tipos diferentes de tartas. Se emplean diversos rellenos, como gelatina, chocolate, fruta, crema pastelera y nata montada.

El dulce es notable por su textura elástica y algo seca, por lo que es recomendable mojarlo con jarabes aromatizados o licores, y a menudo se sirve recubierto de crema de mantequilla.

Puede hacerse una genovesa de chocolate sustituyendo parte de la harina por cacao en polvo.

Ingredientes

  • 125 g de azúcar
  • 125 g de harina
  • 1 1/2 cucharada de vainilla
  • 5 huevos

Preparación

Como siempre lo primero que debes hacer es precalentar tu horno a 175°C, alista un molde con mantequilla y fórralo con papel manteca para que al momento de desmoldar te sea más fácil y no se estropee la preparación.

Cuando todo esté listo separa claras y yemas. Bate las claras a punto de nieve y cuando casi estén listas añade en forma de lluvia el azúcar, continúa batiendo hasta que el merengue quede firme y brillante, aquí mi hija quiso demostrar que había quedado muy bien hecho poniéndose el bol sobre su cabecita, la verdad es que hacer recetas con ella fue algo especial.

Bueno sigamos con la preparación, una vez tienes las claras bien montadas reserva y mezcla las yemas con la vainilla hasta blanquear.

Mezcla de forma envolvente y muy despacio las yemas con el merengue hasta integrar pero evitando en lo posible de bajar el aire que se ganó al montar las claras. Una vez tienes la mezcla lista tamiza la harina y de la misma forma mezcla para que no quede ni un rastro de harina.

Vierte la mezcla en el molde y espolvorea azúcar para lograr una costra crocante y deliciosa.

Lleva al horno por 35 minutos, o al menos en mi caso eso fue lo que duró en hacerse el bizcocho, pero como cada horno es distinto, es recomendable vigilar y controlar con un termómetro. Cuando esté listo deja enfriar en el molde sobre una rejilla por 10 minutos y luego desmolda.

Bizcocho Genovés
Tajada de Bizcocho Genovés

Espero que la receta te guste, la verdad es un bizcocho muy fácil y delicioso.



PUBLICIDAD




PUBLICIDAD